Pasos a seguir en un procedimiento verbal de reclamación

El procedimiento verbal de reclamación es la opción más rápida para realizar una demanda civil. Damos más detalles acerca de las distintas etapas que hay que seguir.

Las etapas del procedimiento verbal de reclamación

La normativa que regulaba este método de reclamación fue reformada en 2015. Con la Ley 42/2015 se generalizó esta opción para reclamaciones de cantidades inferiores a 6.000 euros. Otro aspecto importante es que se reforzaron las garantías de los demandantes. Hoy hay que presentar el escrito como si se tratase de cualquier otro proceso judicial. Los pasos que hay que dar para que no haya problemas son los siguientes:

1. Presentación del escrito de demanda

La persona demandante ha de presentar el escrito de demanda incluyendo toda la documentación que acredita su derecho. Esto incluye facturas, recibos, correos electrónicos o burofaxes, entre otros. Por otra parte, este es el momento de presentar informes periciales y los documentos de representación. Existe la posibilidad excepcional de aportar documentación con posterioridad, pero solo si reafirma el fondo de lo solicitado.

El efecto es que se acortan los plazos porque todos los documentos se presentan en el primer momento. Esto no ha de extrañar porque la fase de instrucción se reduce a la mínima expresión. Los testigos y peritos declaran en el juicio, no antes.

2. Ratificar la demanda

Una vez presentada la demanda, hay un periodo para conciliar. El demandante dispondrá de 3 días para ratificar la demanda desde que recibe la contestación del demandado. Por otra parte, el demandado tendrá 10 días para contestar la demanda desde que reciba el escrito. Si persiste el desacuerdo entre las dos partes, se señalará un día para la vista. El juez, técnicamente, podría dictar sentencia con el desacuerdo de las dos partes, pero es extremadamente raro.

3. Juicio verbal

Una vez que se señale el juicio, las dos partes tienen 5 días para citar testigos y peritos. Aunque el juicio es declarativo, se recomienda llevar la minuta de prueba para aportarla en la vista. Una vez que se escuche a las partes, testigos y peritos el juez dictará el visto para sentencia. Conviene recordar que existen posibilidades para protestar o reclamar.

Conclusión

La realidad del procedimiento verbal es que acorta los plazos para reclamar dinero. En cualquier caso, se aconseja que esta sea la última opción, una vez que las demás se demuestren inútiles. Es importante señalar, además, que hay que tener pruebas contundentes de que hay una deuda para que tengamos asegurada la victoria en un eventual juicio.

En Le Morne Brabant contamos con un equipo de profesionales multidisciplinares especializados en derecho civil. Ofrecemos un servicio de asesoramiento legal y representamos a nuestros clientes ante los tribunales de justicia. Esta es una opción sumamente interesante para defender sus intereses y adelantarse a las situaciones. La realidad es que la representación legal es la mejor garantía para plantear bien un pleito desde el principio.

Le proponemos que nos consulte para pedir cita. Disponemos de despachos en los que atendemos personalmente en la Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana y Región de Murcia.