Tipos de divorcios – ¿Cómo elegir un buen abogado?

En Le Morne Brabant contamos con un amplio equipo de abogados de divorcio, que te ayudarán a solucionar su caso con los mejores resultados. En nuestra 1ª consulta gratuita analizaremos los detalles de su caso, resolveremos sus dudas y encontraremos la solución más beneficiosa para usted. Llámanos 900 373 604 o envía el formulario y resuelve hoy mismo.

A continuación le detallamos información de interés sobre los diferentes tipos de divorcio existentes son dos y el grado de complejidad puede variar mucho. Describimos los procesos y las fases que hay que pasar para poner fin a un matrimonio.

Los tipos de divorcio que existen: por mutuo acuerdo y contencioso

El divorcio está regulado por el Código Civil, reformado sucesivamente para dar lugar a nuevas realidades. Es conveniente indicar que los plazos pueden variar en función de cada caso. Hoy ya no existen los listados para alegar causas de separación y para divorciarse no es necesario ese paso previo. Los dos tipos de divorcio que hay en España son por mutuo acuerdo o contencioso.

El divorcio por mutuo acuerdo

El divorcio por mutuo acuerdo es la opción preferida por la inmensa mayoría de las parejas. Esta fórmula aumenta año tras año y en 2017 ya supuso el 77,2 % del total.

Un divorcio por mutuo acuerdo parte de una demanda conjunta de los dos cónyuges ante el juzgado. Este documento tendrá que incluir un Convenio Regulador que indique cuál será el reparto de los bienes comunes y la custodia de los hijos menores. La inmensa mayoría de las veces, el juez acepta este convenio si comprueba que no hay desamparo y el fiscal de menores está de acuerdo.

El divorcio contencioso es elegido por la mayoría por tres motivos. La primera razón es que es más económico porque hay un solo abogado y un solo procurador. El segundo motivo es que el proceso es más rápido porque, en condiciones normales, tarda menos de 3 meses. Finalmente, porque es menos traumático.

El divorcio contencioso

El divorcio contencioso es una posibilidad en retroceso y, de hecho, hoy solo opta por esta fórmula el 22,8 % de las parejas.

Los divorcios contenciosos parten del desacuerdo porque la demanda de divorcio la presenta una de las partes. Esto supone que cada persona tendrá que contratar su abogado y procurador. Otra cuestión a valorar es que la vista es más compleja porque hay dos partes enfrentadas. Los plazos se alargan y es normal que el proceso dure entre 6 y 9 meses. El resultado es que el proceso de divorcio es mucho más caro.

El divorcio contencioso es solo necesario en casos de manifiesta incompetencia de uno de los cónyuges para cuidar a los hijos en común o cuando hay discrepancias graves por el reparto de los bienes comunes. También sucede que, en ocasiones, una parte pide una compensación económica a la otra.

Conclusión

Los tipos de divorcio están determinados por la voluntad de los cónyuges, de manera que conviene conocer sus características. La información es imprescindible para poder plantear un divorcio justo.

El despacho Le Morne Brabant abogados especialistas en divorcios nuestro equipo está especializado en derecho de familia, separación y divorcio. Realizamos una labor de asesoramiento y representación legal en divorcios, separaciones y nulidades matrimoniales. Disponer de un profesional con garantías es imprescindible. Contamos con despachos de atención personalizada en Madrid, Valencia, Alicante y Murcia.

Contáctenos si desea contar con un abogado que le pueda ayudar a defender mejor sus intereses en su divorcio.