¿Cuándo está justificado un ERE?

A partir de ahora, además, una empresa podrá implementar un ERE cuando experimente una disminución durante tres trimestres consecutivos de sus ingresos o ventas (no tiene porqué registrar pérdidas), pero tendrá que aportar documentos que acrediten esta bajada.

Lo que poca gente sabe es que este real decreto exige un plan de recolocación externa en las empresas que ejecuten dicho despido colectivo, ya sea trasladando a los empleados a otras empresas o sedes de la sociedad, informando de ofertas de trabajo ajenas al grupo o por medio de cursos de formación laboral. Además, aunque la Administración Pública ya no es la que aprueba el despido colectivo, un informe desfavorable de la Inspección de Trabajo puede echar abajo todo el proceso.

Confusión en las empresas

Estos nuevos procedimientos han sembrado mucha confusión entre las compañías que se están planteando ejecutar un ERE, sobre todo si se trata de una empresa pública, que además de la bajada de ingresos debe justificar una situación de déficit en la administración de la que dependa, ya sea un ayuntamiento o un ministerio.

En Le Morne Brabant Abogados disponemos de un amplio grupo de profesionales, todos ellos abogados laboralistas,  que gratuitamente le informarán y asesorarán sobre todos estos cambios normativos, tanto si es un trabajador afectado por un ERE como si se dedica a gestionar una empresa.

El  ERE no es ni debe ser visto como la peor consecuencia para su empresa. El despido colectivo es, y debe ser, un instrumento para garantizar la viabilidad rentable de la misma puesto que faculta para la reducción de jornadas laborales, la suspensión de contratos de forma temporal así como una serie de variantes, que le permitirán, con nuestra ayuda, llevar a cabo la reestructuración necesaria para poder adaptar su compañía a las circunstancias actuales, haciéndola así mas competitiva, rentable y viable, lo cual es lo mas beneficioso tanto para trabajadores como para empresarios.

AÑADE TU COMENTARIO