Lo que nadie dice sobre el ‘escándalo Volkswagen’

La revista One Magazine cita a los abogados de Le Morne Brabant para explicar los derechos de los afectados por el caso Wolkswagen para reclamar y pedir una indemnización. A continuación os dejamos el artículo completo.

Lo que nadie está contando del ‘escándalo Volkswagen’

one-magazine-2
Tras reconocer que 11 millones de sus vehículos disponen de un software que engaña los test de emisiones, el grupo VW se enfrenta al tremendo reto de solucionar técnicamente el problema. Un error difícil de enmendar, ya que, según nos ha explicado Jesús Casanova, catedrático de Motores de la Universidad Politécnica de Madrid, “si no lo han resuelto hasta ahora, es difícil pensar que lo consigan a corto plazo”.

Se calcula que, en todo el mundo, circulan en estos momentos unos 11 millones de coches del grupo VW –casi 700.000 de ellos en España-, equipados con modernos motores diesel 1.6 y 2.0 TDI, que emiten hasta 35 veces más del NOx permitido por las normas de homologación para ese tipo de propulsores. El Grupo trabaja ahora a marchas forzadas para hacer frente a las posibles demandas de sus clientes, así como para responder antes las autoridades de EE.UU. –donde el caso está siendo investigados tanto por un organismo público (EPA) en base a unos estudios de un organismo privado (la ICCT)- y de Europa –donde se concentra la mayor parte de vehículos ‘irregulares’ comercializados-. Muchos medios han publicado todo tipo de información sobre este escándalo, pero pocos han aclarado qué ha pasado realmente, qué te sucede si tu coche está afectado y si el problema tiene algún remedio, desde un punto de vista técnico.

Para arrojar un poco de luz sobre estas cuestiones, hemos charlado con uno de los expertos que más sabe sobre este tipo de asuntos en España: el catedrático de Motores Jesús Casanova, de la Universidad Politécnica de Madrid.

1.-¿Los automóviles actuales contaminan más de los datos que homologan? Sí. El motivo es que las pruebas que se realizan para homologarlos no se ajustan a lo que es el uso real del coche en el día a día -de hecho, se llevan a cabo sobre un bancos de rodillos-. Por eso, la UE trabaja para cambiar la normativa de test y espera tener lista una nueva legislación, con otro tipo de pruebas más realistas, para el año 2017. Eso sí, esta fecha podría anticiparse tras la aparición del ‘escándalo Volkswagen’, con el objetivo de que los nuevos criterios de homologación permitan detectar este tipo de engaños.

2.-¿Todos los fabricantes utilizan un software específico para reducir las emisiones de sus motores?Todos los coches actuales disponen de una unidad electrónica que controla el funcionamiento del propulsor. Lo que es un ‘secreto a voces’ es que todas las marcas utilizan de forma legal un algoritmo –una fórmula matemática- para programar esos ordenadores con el fin de que el coche, en ciertas condiciones de marcha –las que se dan cuando realizas una conducción suave-, emita una determinada cantidad de gases de escape –muy baja- y que en otro tipo de uso, cuando se circula ‘en condiciones reales de carretera’, al motor se le permita un nivel de emisiones mucho más alto con el fin de que el propietario disfrute de las mejores prestaciones.

3.-¿Dónde está el gran error de VW? Los motores afectados por el escándalo empleaban no uno, sino dos algoritmos para controlar las emisiones. Uno se utilizaba en las pruebas de laboratorio –cuando debía superar el test de contaminación- y otro cuando circulaba. ¿El resultado? Mientras que, en general, un coche puede llegar a contaminar hasta cinco veces por encima de lo homologado… en las unidades afectadas del Grupo VW –que incluye modelos de VW (turismos y comerciales), Seat, Audi y Skoda- se detectaron hasta…. 30 veces más.

4.-Qué es lo que más temen los responsables de VW… Tener que solucionar este problema en un plazo de tiempo reducido, ya que si hasta ahora la marca ha utilizado este engaño para superar los test de homologación, evidencia que sin la ayuda de dicho software, sus modelos serían incapaces de ofrecer las excelentes prestaciones por las que son reconocidos –o, para conseguirlas, deberían introducir costosas modificaciones que acarreraría prácticamente el desarrollo de una nueva generación de propulsores-.

5.-¿Existen más marcas que hayan recurrido al mismo engaño? De momento se desconoce y no hay ninguna prueba que así lo demuestre. El ‘escándalo VW’ sale a la luz tras varios años de investigación y costosísimos test que están al alcance de pocos organismos. Asimismo, es poco probable que alguien vaya a subvencionar este tipo de test si con ellos se arriesga a perjudicar a su industria automovilística. En lo que sí están de acuerdo es en poner en marcha nuevos procedimientos de homologación que certifiquen que un coche se ajusta a la normativa de emisiones.

6.-¿Quién gana más con este escándalo? Los competidores de VW –aunque no cabe duda de que en todas las marcas rivales existe el temor de que alguien del equipo de desarrollo de motores haya recurrido a la misma argucia que en VW para superar los test en vez de hacerlo por medios legales- y, por supuesto, toda la industria que se dedica a la venta de equipos para realizar test y homologaciones.

7.-¿Qué te pasa si tienes uno de los coches afectados? Como conductor… nada. El automóvil que conduces a diario mantendrá sus prestaciones –velocidad, aceleración, potencia, etc…- que figura en la ficha técnica y en la de homologación y no tiene por qué afectar a su fiabilidad pero, eso sí, estarás contaminando muchísimo más de lo permitido. De esta forma, puedes enfrentarte a dos posibilidades: dejar el coche como está –contaminando en exceso y puede que reduciendo el valor del vehículo si un día decides revenderlo- o acudir a un taller de la marca donde se puede ‘reprogramar’ el motor, sustituir el software original por otro… y tener un coche que se ajusta a la normativa de contaminación… pero que ofrecerá peores prestaciones. Precisamente, este es un punto muy polémico que está provocando que muchos clientes acudan a las asociaciones de consumidores para denunciar que, cuando adquirieron esos vehículos ‘trucados’, fueron engañados; por eso, piden que se les devuelva lo pagado, al considerar que su coche no cumple con las prestaciones oficiales.

De momento, el Gobierno español ha indicado que podría sancionar o exigir al grupo VW la devolución de las ayudas concedidas por el ejecutivo para la compra de vehículos ecológicos –el famoso Plan PIVE-. En principio, según las primeras estimaciones, esto significaría que al consorcio alemán le tocaría reintegrar cerca de 700 millones de euros –eso significa unos 1.000 euros por coche ‘subvencionado’-; sin embargo, desde el grupo alemán ya han contestado diciendo que esas ayudas se concedían teniendo en cuenta el nivel de emisiones de CO2 del vehículo -aspecto en el que cumplen los VW-, y no el de emisiones de NOx.

En cuanto a cómo saber si una unidad exacta está afectada, de momento Audi ha comunicado que desde la semana que comienza el 5 de octubre, las distintas web de la marca en Europa comenzarán a ofrecer un servicio para, introduciendo el número de bastidor de un vehículo, saber de inmediato si está afectado.

8.-¿Y qué va a hacer VW con sus coches? En realidad, aún nadie lo sabe. De momento, los vehículos con los motores afectados ya se han dejado de vender… porque no se ajustan a la homologación vigente. Si quiere cumplir los requisitos legales, no tendrá más remedio que rediseñar los motores afectados… e ir cambiándolos en los vehículos que ya tenía fabricados y aguardando en las campas, lo cual no deja de ser un proceso muy costoso e incierto. Asimismo, tendrá que parar sus cadenas de producción hasta que esté lista la ‘nueva hornada’ de motores ya modificados, lo que supondrá pérdidas millonarias para la marca y toda la cadena de suministro –poniendo en peligro miles de puestos de empleo de las fábricas afectadas-.

A continuación, os contamos las últimas noticias sobre el ‘escándalo Volkswagen’

Las últimas noticias sobre el escándalo Volkswagen

El Grupo Volkswagen anunció, por medio del Dr. Herbert Diess, consejero delegado de Volkswagen Turismos, que están “trabajando a toda velocidad en una solución técnica que vamos a presentar a los socios, a nuestros clientes y al público en general lo más rápidamente posible. Nuestro objetivo es informar a nuestros clientes lo antes posible, para que así sus vehículos cumplan totalmente las normativas. Les aseguro que Volkswagen va a hacer todo lo humanamente posible para recuperar la confianza de nuestros clientes, los concesionarios y el público en general”.

La marca Volkswagen Turismos informará a los mercados de todo el mundo sobre cuántos vehículos están afectados a nivel local. Estamos trabajando intensamente en las medidas de corrección en estrecha colaboración con las autoridades certificadoras. Los vehículos son y seguirán siendo técnicamente seguros y aptos para la conducción.

¿Unidades afectadas en España? Las equivalentes a un año de ventas

El grupo Volkswagen en España ha identificado a 683.626 vehículos equipados con el motor diésel EA189 al que se añadió un sistema informático para falsear los datos de las emisiones contaminantes, de los cuales 221.783 corresponden a Seat. Un portavoz del Grupo en España ha explicado que ahora se deberá dilucidar si estos vehículos tiene el software fraudulento activado y si es necesario actuar sobre ellos.

Por marcas del grupo empresarial, corresponden a Volkswagen en el mercado español 257.479 unidades, a Seat 221.783, a Audi 147.095, a Skoda 37.082 y a Volkswagen Vehículos Comerciales 20.187. Las marcas del grupo publicarán en sus páginas web a partir del próximo sábado un número de contacto telefónico gratuito para que los clientes se puedan informar de la situación de cada vehículo. Si estos vehículos precisaran de la intervención para subsanar la alteración de la gestión del motor, los gastos correrán a cargo de las distintas marcas.

El escándalo de Volkswagen se abordará mañana al máximo nivel ministerial europeo en la reunión de los titulares de Competitividad e Industria de la UE, encuentro en el que el Gobierno español pedirá endurecer las inspecciones a los vehículos diésel. Según ha avanzado el ministro español de Industria, José Manuel Soria, la petición que se va a plantear en Luxemburgo sigue el nuevo modelo que se ha implantado en EEUU, mercado en el que la compañía alemana ha vendido casi medio millón de vehículos con dicho programa activado.

La compañía europea ha reconocido que ha vendido unos once millones de coches en todo el mundo con un programa informático que puede reducir las emisiones reales entre un 20 y un 40 % cuando son sometidos a una inspección.

La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) comunicó el pasado 25 de septiembre a todos los fabricantes de automóviles que empezará a hacer pruebas adicionales para detectar sistemas de trucaje de emisiones como el utilizado por Volkswagen.

La decisión de la EPA se hizo pública una semana después de destaparse el fraude y las nuevas pruebas estarán destinadas a probar “cualquier vehículo utilizando ciclos de conducción y condiciones que pueden esperarse de forma razonable en la operación y en el uso normal”.

Soria ha indicado que lo que reclamará España es que, en lugar de someter los vehículos a un “banco de pruebas” previo a la venta, como se hace hasta ahora en Europa, los coches pasen “inspecciones muestrales” una vez que ya están circulando. El ministro ha reiterado que sigue a la espera de conocer cuántos vehículos de los 700.000 que han sido fabricados en la planta de Seat en Martorell (Barcelona) y que llevan el citado programa informático han sido vendidos en España.

Seat está recopilando datos para determinar cuántos de esos 700.000 vendidos en todo el mundo llevan activado el software que falsea los datos de emisiones.

Asimismo, el ministro ha insistido en que el Gobierno estudia la fórmula para reclamar al grupo alemán las ayudas que ha recibido (a través de las diferentes ediciones del Plan PIVE) por comercializar vehículos eficientes que realmente no lo eran.

Para la presidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Elvira Rodríguez, la política del Grupo Volkswagen es “algo más que una mala práctica”, aunque no ha querido calificarla de delito.

En el ámbito judicial, el magistrado de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha preguntado a la Fiscalía si es competente para investigar la querella del sindicato Manos Limpias contra los presidentes de Volkswagen Audi España, Francisco Pérez Botello, de Volkswagen Navarra, Emilio Sáenz, y de SEAT, Jürgen Stackmann.

Moreno se ha dirigido a la Fiscalía para que se pronuncie sobre la competencia de este tribunal para investigar los hechos objeto de la querella y, de ser así, si cabe la admisión a trámite, han informado fuentes jurídicas.

Manos Limpias les acusa de haber cometido presuntos delitos de estafa, contra el medio ambiente, falsificación documental, fraude y delito contra la Hacienda Pública.

Desde la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto) se ha pedido tranquilidad, a pesar de que las redes comerciales de las distintas marcas se han visto sorprendidas por los acontecimientos y es pronto para pronunciarse sobre ello.

Los consumidores españoles afectados se empiezan a movilizar

Asociaciones de consumidores como Facua o la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) se han movilizado a través de plataformas contra el Grupo Volkswagen después de que haya reconocido la venta de coches con motores dotados con un programa informático que altera los datos de emisiones.

Estas acciones contra Volkswagen se registran prácticamente en todo el mundo, ya que el Grupo alemán, líder mundial de la industria del automóvil, ha informado de que estos motores han sido instalados en unos 11 millones de unidades en modelos, por el momento, de cinco de las doce marcas del Grupo -Audi, Seat, Skoda, Volkswagen y Volkswagen Vehículos Comerciales-.

Facua ha creado una plataforma de ámbito nacional para asesorar a los afectados, a la que hasta el momento se han unido más de 11.103 compradores de estos vehículos, y ha comenzado a asesorar a los usuarios sobre sus derechos en este caso.

OCU ha abierto a través de su plataforma “movilízate” una campaña de información para los afectados y ha exigido al fabricante de automóviles que detalle de forma inmediata los vehículos “trucados”.

El sindicato Manos Limpias, por su parte, se ha querellado en la Audiencia Nacional contra los presidentes de Volkswagen Audi España, Francisco Pérez Botello, de Volkswagen Navarra, Emilio Sáenz, y de Seat, Jürgen Stackmann.

El bufete de abogados Le Morne Brabant ha señalado que los afectados pueden ejercer su derecho de reclamar ante los tribunales y solicitar una indemnización “por haber sido engañados por parte de la firma alemana”.

Y lo pueden hacer, ha añadido el despacho, amparándose en la ley “porque se les mintió en el momento de compra de sus vehículos, prometiéndoles unas especificaciones que no correspondían con la realidad, como tampoco correspondía la potencia y consumo garantizados por el fabricante”.

Para ello, recomiendan confeccionar una demanda colectiva ya que tiene menos costes de litigio, mayor eficiencia judicial, mayor uniformidad para los acusados o la oportunidad de que a todos los demandantes se les cubran los daños y perjuicios.

Las acciones de los consumidores también se están conformando en Estados Unidos, donde surge la denuncia de manipulación de estos motores para cumplir con las normas de emisiones de óxido de nitrógeno (catalogadas como cancerígenas por la OMS en 2012).

En los últimos días, al menos nueve bufetes de EEUU y dos de Canadá han anunciado la presentación de demandas colectivas contra el fabricante después de que la Agencia de Protección Medioambiental revelase que trucó sus vehículos diésel para falsear las emisiones.

Audi demanda a… ¡Volkswagen!

El fabricante de vehículos de lujo Audi ha informado que ha demandado por supuestos delitos contra el derecho penal alemán a la matriz Volkswagen en la Fiscalía de Ingolstadt (sur de Alemania), para apoyar la aclaración del escándalo de manipulación de emisiones de gases.

Un portavoz de Audi, cuya sede está en Ingolstadt, señaló que “de este modo queremos contribuir al proceso de esclarecimiento”.

“No toleramos ninguna práctica empresarial que viole la legislación vigente o valores fundamentales”, añadió la misma fuente.

Volkswagen, en el que el Estado federado de Baja Sajonia tiene una participación del 20 %, dijo que 11 millones de vehículos en todo el mundo están equipados con el motor diesel EA 189 en el que instaló un software que permite al vehículo reconocer que pasa una prueba y trucar las cifras de emisiones de óxido de nitrógeno.

Están afectados 11 millones de vehículos en todo el mundo, de ellos 5 millones son de la marca Volkswagen, 2,1 millones de Audi, 1,2 millones de Skoda , 700.000 de Seat y 1,8 millones de Vehículos Comerciales.

Una crisis que ya afecta al empleo… en Alemania

El escándalo de manipulación de tecnología de control de gases contaminantes de Volkswagen ya tiene un efecto negativo en el empleo en Alemania, mientras se suceden las demandas contra la compañía en diferentes países, entre ellas la de su propia marca premium Audi.

Una portavoz de la fábrica de motores de la localidad de Salzgitter informó hoy de que se ha reducido un turno extraordinario semanal para bajar la producción.

La fábrica de Salzgitter produce diariamente unos 7.100 motores diesel y en ella trabajan 7.000 personas.

Además, la filial de servicios financieros de Volkswagen Financial Services va a interrumpir las nuevas contrataciones en lo que queda del año, dijo un portavoz.