Servidumbres

Servidumbres

Servidumbres

¿Qué es una servidumbre?

La servidumbres aparecen reguladas en el art. 530 CC, como un gravamen impuesto sobre un inmueble en beneficio de otro perteneciente a distinto dueño. El inmueble a cuyo favor está constituida la servidumbre se denomina predio dominante, el que la sufre predio sirviente.

Como regla general, el poseedor de la servidumbre tiene el derecho a hacer “lo que es razonablemente necesario o conveniente para poder gozar por completo los propósitos por los cuales la servidumbre fue creada, y no ponga una carga o problema en el predio sirviente”. Por otro lado, el dueño del predio sirviente o de la servidumbre “puede hacer cualquier uso de la tierra que no interfiera con el uso del poseedor de la servidumbre”.

Tipos de servidumbre

Legales o voluntarias

Aquellas que se establecen por ley o por voluntad de los propietarios. (art 536 CC).
Entre las servidumbres legales encontramos algunas comunes como son: servidumbre de aguas, de acueducto, de paso, de medianería, de luces y vistas y de desagüe.

Positivas o negativas

Las positivas imponen al sueño del predio sirviente la obligación de dejar hacer algo o hacerlo por sí mismo.

Las negativas prohíben al dueño del predio sirviente hacer alguna cosa, que sería lícita sin la obligación de la servidumbre. (art. 533 CC)

Continuas o discontinuas

Las continuas son o pueden ser servidumbres incesantes. Las discontinuas son servidumbres de periodos que suelen ser largos y que dependen de los actos del hombre. (art. 532.2, 3 CC)

Aparentes y no aparentes

Las aparentes son aquellas que se anuncian y están a la vista por actos exteriores.

Las no aparentes no son exteriores o no muestran indicios de su existencia. (art. 532.4 CC)

Forma de constitución de las servidumbres

Generalmente se crean a través de una escritura de propiedad, o a través de un documento por escrito, un contrato, o un testamento. La creación requiere las mismas formalidades que las que se requieren para transferir o crear otros derechos en la propiedad, típicamente: un documento por escrito, firmado y notificado propiamente.

Además, las servidumbres continuas y aparentes pueden ser adquiridas por la prescripción de veinte años desde su existencia.

El equipo de abogados civiles de Le Morne Brabant están disponibles para cualquier consulta relacionada con el tema. Realiza una primera cita gratuita en cualquiera de nuestros despachos ubicados en Alicante, Madrid, Murcia y Valencia.

¿Conoces las ventajas de Le Morne Brabant?

Pide cita