Todo lo que debes saber sobre la extinción de condominio si te separas

La extinción de condominio se da en aquellos casos en los que los cónyuges ostentan la titularidad de un bien al 50% y, por regla general, es extensible también a la hipoteca. Es decir, tendríamos la situación típica de ser propietarios de uno o varios bienes inmuebles al 50% y tener la obligación hipotecaria frente al banco también al 50%.

Ahora bien, las situaciones de condominio o copropiedad no sólo se dan con ocasión del matrimonio, sino también tras recibir una herencia, por ejemplo: en las hipotecas en caso de separación. Lo más común es que, tras el divorcio o separación, sea una de las partes la que asuma el contrato.

Qué sucede con la extinción de condominio

La propiedad de una vivienda al 50 % se da siempre que el matrimonio ponga a nombre de ambos cónyuges el inmueble. También sucederá, aunque no medie este trámite, cuando se contraiga matrimonio en régimen de gananciales.

Por cuestiones prácticas, la mitad de la vivienda no se divide en cuartos. En consecuencia, cuando hay un divorcio o separación, convendrá decidir quién se queda con la vivienda. La extinción de condominio mutuo acuerdo es la fórmula más barata para los dos propietarios y permite transmitir el 50 % de un cónyuge a otro.

Hay dos maneras para regular la extinción del condominio. Por una parte, levantar acta notarial en la que quede estipulada esta cuestión. La otra alternativa es hacer constar en el Convenio Regulador del divorcio cómo se va a producir la extinción. En función de las características del divorcio o del timing, se puede optar por una posibilidad u otra.

La fiscalidad de a finalización de un condominio se aplica de dos maneras. En primer lugar, abonando el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (entre el 0,5 y el 1 %). Por otra parte, si hay un incremento patrimonial en la venta hay que pagar el restante a través del IRPF. Contar con estos datos es importante para hacer cuentas y ser previsor.

Extinción del condominio en hipotecas

Cuando hay una hipoteca, la extinción de los condominios es más compleja. Se tendrá que decidir qué persona se va a hacer cargo de la vivienda y, posteriormente, notificar esta circunstancia a la entidad financiera. Esta será la que decida si desvincula o no a la persona que cede la propiedad de la vivienda. Este punto es especialmente importante ya que la mayoría de parejas que se divorcian, lo hacen con una “hipoteca pendiente.”

La experiencia indica que, en muchos casos, la entidad financiera no quiere desvincular a una de las personas. Se tendrá que renegociar la hipoteca y formalizar un nuevo préstamo. Solo en el caso de personas pudientes es posible. Por ese motivo, es muy conveniente disponer de la ayuda de un profesional que le pueda asesorar.

Contratar un despacho de abogados profesionales

Si está interesado en extinguir un condominio, es recomendable que contrate a un abogado matrimonialista. En Le Morne Brabant contamos con un equipo de profesionales especializados. Podemos encargarnos de asesorarle, redactar el Convenio Regulador e indicarle cómo trabajar y negociar ante los bancos. De esta manera, resultará mucho más sencillo realizar los trámites y, a la larga, esto permitirá ahorrar un dinero. Somos conscientes de que trabajar con profesionales es fundamental para no tener problemas.

Le animamos a que nos contacte si está interesado en recibir un servicio profesional con todas las garantías legales. Contamos con despachos de profesionales del derecho en Madrid, Región de Murcia o Comunidad Valenciana. Estamos a tu servicio para ayudarle a defender sus intereses económicos en una separación.

AÑADE TU COMENTARIO