Los pasos para resolver conflictos entre franquiciados y franquiciadores

Conocer las maneras de resolver conflictos entre franquiciados y franquiciadores pueden ayudarle. Es bueno conocer los motivos por los que se generan conflictos y las maneras de resolverlos. De esta forma, se ahorrará dinero.

¿Por qué se generan conflictos en las franquicias?

Los conflictos en las franquicias se generan por varios motivos. En primer lugar, por incumplimientos del franquiciado. Por otra parte, por incumplimientos de los franquiciadores. Finalmente, hay que indicar que los problemas económicos del negocio también generan problemas.

Por lo tanto, es posible tener conflictos aunque haya una voluntad de cumplimiento mutua. Indicar algunos puntos para resolución de conflictos es bueno.

En cualquier caso, sí hay un protocolo que se debería seguir para resolver los conflictos que se originan. El primer paso es intentar arreglar el conflicto de forma amistosa y, si no, hacerlo a través del procedimiento judicial ordinario.

A pesar de que el emprendimiento a través de una red de franquicias es una fórmula con muchas más garantías de éxito que el emprendimiento en solitario, hay que estudiar muy bien en que franquicia invertir pues, como en todos los campos, hay algunas fórmulas de franquicia que no siempre son tan serias como deberían ser incurriéndose incluso en algunos casos en ilícitos penales que nos podrían llevar a la vía penal.

Resolver conflictos entre franquiciados y franquiciadores

Hay algunos pasos que se deberían realizar para solucionar estos problemas. Es importante recordar que, para que no haya problemas, convendrá seguir los pasos de forma cronológica. Si se hace así, resultará mucho más sencillo tomar decisiones y ganar los pleitos. Enumeramos las distintas etapas:

  1. Negociación personal

Este punto es fundamental para saber si se puede solucionar el problema por las buenas. Por ese motivo, sugerimos que, en primer lugar, se hable con el franquiciador o franquiciado. La mayoría de las veces, un acuerdo amistoso es la mejor alternativa que existe.

Los acuerdos amistosos pueden implicar la resolución del contrato o una compensación económica. Dependiendo del caso, se optará por una solución u otra.

  1. Enviar un burofax o comunicación oficial

Si no hay una solución dialogada posible, el primer paso es realizar un requerimiento oficial. Para ello la mejor alternativa es el burofax y es fundamental que este burofax será redactado por un abogado. Este es un paso imprescindible para presentar una demanda y, por lo tanto, convendrá tener claro lo que se va a hacer. Aún se podría dar un acuerdo amistoso, pero con un plazo de cumplimiento tasado.

  1. Demanda judicial

En el caso de que no sea posible solucionar el problema de otra manera, la demanda judicial es la única solución. En función del grado de incumplimiento y de los perjuicios ocasionados, se reclamará una indemnización. Es importante señalar que al resolver conflictos entre franquiciadores y franquiciados cualquier parte se puede ver afectada.

Conclusión

Como principio general, si la relación de franquiciador y franquiciado es corta, lo mejor es un acuerdo rápido y, a poder ser, amistoso. Ahora bien, muchas veces este escenario es simplemente imposible.

En Le Morne Brabant disponemos de un equipo de especialistas en derecho mercantil para ayudarle a defender sus derechos. Somos conscientes de que, para conseguir el objetivo, es importante trabajar con profesionales. Contamos con la suficiente experiencia como para solucionar los problemas que se le presenten en nuestros despachos de Madrid, Región de Murcia y Comunidad Valenciana. A la larga, se notará la diferencia, lo que siempre es de agradecer.

No dude en contactarnos, estamos a su servicio para defender sus intereses con garantías de éxito.

AÑADE TU COMENTARIO