Divorcio express | ¿Cómo divorciarse de forma rápida?

El divorcio express es una opción legal que permite acelerar los plazos para poner fin a un matrimonio. Aquí se indica el estatus legal de esta modalidad y los pasos que hay que dar.

El divorcio express: pasos que hay que dar

La Ley 15/2005 de Jurisdicción Voluntaria implementó la posibilidad del divorcio rápido. En primer lugar, porque se eliminó el requisito de alegar una causa previa para divorciarse. Por otra parte, porque se acortaron sustancialmente los plazos para obtener una sentencia definitiva.

Lo cierto es que esta es la modalidad que más se utiliza hoy, con mucha diferencia. La desaparición de la separación obligatoria, así como el cambio de roles y costumbres, ha impulsado esta modalidad matrimonial. Tener una idea previa de esta opción es muy importante, sobre todo si se está planteando hacer un uso de ella.

Eso sí, conviene indicar que esta posibilidad solo se da en los casos del divorcio por mutuo acuerdo. Por lo tanto, la primera condición, sine qua non, es que las dos personas estén dispuestas a realizar el paso de forma civilizada.

1. Redactar el Convenio Regulador

El primer paso es redactar el Convenio Regulador que va a determinar las condiciones del divorcio. Como regla general, lo más recomendable es consultar a un abogado especialista para que el texto sea validado sin dificultades. Si el convenio está bien redactado, se ahorrará tiempo y dinero.

Hay dos cuestiones capitales que tienen que constar en el convenio. En primer lugar, cuál va a ser el reparto de los bienes en común y la existencia o no de una pensión compensatoria. Por otra parte, el régimen de custodia de los hijos en común, así como el sustento de los mismos. Si hay un horizonte temporal para las pensiones, también debería constar para evitar confusión.

Eso sí, en este aspecto ya tiene que haber un acuerdo previo. Hay que recordar que la demanda de divorcio se va a firmar conjuntamente.

2. Presentar la demanda de divorcio

La presentación de la demanda de divorcio es el paso posterior e ineludible. Los divorcios express son la opción preferida porque son procesos mucho más rápidos y baratos.

Por un lado, hay que recordar que las dos partes están representadas por el mismo abogado y procurador. En segundo lugar, la propia estructura del proceso evita la multiplicación de vistas judiciales y eso abarata el proceso. No ha de extrañar, pues, que en 2018 el 77,7 % de los divorcios en España fuesen por mutuo acuerdo. En consecuencia, es la opción preferida para las dos partes, sobre todo cuando hay menos patrimonio que repartir o no hay hijos en común.

Hay que señalar que este tipo de divorcio se puede realizar ante un juzgado pero, también, ante notario. En ambos casos será necesaria la presencia de un abogado, pero en el segundo se ahorraría la del procurador. La reforma de la Ley de Jurisdicción Voluntaria de 2015 permite esta posibilidad, siempre que no haya hijos menores de edad o incapacitados.

Los divorcios contenciosos son una alternativa costosa que solo interesa en casos extremos, ya sean patrimoniales o por los hijos.

3. Ratificar la demanda ante el juzgado

El juez de familia citará a las dos partes en el juzgado para que ratifiquen la demanda. La mayoría de las veces, este paso es suficiente para que se dé por válido el Convenio Regulador, excepto cuando hay hijos en común. Lo cierto es que, por regla general, este paso suele ser rápido y no da problemas si se han hecho las cosas bien.

Es posible que el Fiscal de Menores, en caso de estar en desacuerdo con alguna de las cláusulas, lo haga saber. En este caso, se podría impugnar el Convenio Regulador y habría que volver al paso anterior. Cuando prevalece el interés del menor, se le da prioridad sobre otras consideraciones.

Este es el motivo por el que la redacción del Convenio Regulador tiene que ser óptima. No solo porque refleje el acuerdo sino, sobre todo, porque se ajuste a derecho y los intereses de los hijos.

FAQS sobre el divorcio express

Muchas personas desconocen los detalles de este tipo de divorcio y no está de más indicarlos. Conocer el proceso está bien, pero igualmente conviene conocer plazos o repercusiones. Son las siguientes:

¿Cuál es el plazo para conseguir un divorcio express?

El plazo para un divorcio express no es fijo, pero sí hay una orientación. Por regla general, todo el proceso se resuelve en un plazo de 2 a 4 meses como máximo. Solo se puede prolongar si hay problemas con el Convenio Regulador relacionados con los hijos menores.

¿Cuál es el plazo mínimo para presentar una demanda de divorcio?

El plazo mínimo de matrimonio para presentar una demanda de divorcio es de 3 meses. Ahora bien, hay una excepción para casos de maltrato físico o psicológico, en los cuales se podrá presentar la demanda antes.

¿Es necesaria una separación previa para conceder el divorcio?

No, y este fue uno de los principales cambios de la legislación de 2005. Antes se exigía un periodo previo de separación efectiva para interponer una demanda de divorcio. Hoy el proceso es automático y, en consecuencia, el peso de las separaciones previas es marginal.

¿El Convenio Regulador es definitivo?

Lo que establece el Convenio Regulador es, en principio, definitivo. Ahora bien, lo referente a las pensiones o a la custodia de los hijos en común puede variar si hay modificaciones en la situación que existía en el momento del divorcio. No es extraño, en absoluto, que se extingan las pensiones o que se modifiquen las cantidades a percibir.

Conclusión

El divorcio express es una alternativa útil para poner fin a un matrimonio con rapidez y en el menor tiempo posible. La firma de abogados Le Morne Brabant está especializada en derecho de familia. Es posible contar con atención personalizada en Región de Murcia, Comunidad de Madrid y Comunidad Valenciana. La primera visita es gratuita y se proporcionan facilidades de financiación.

Las formas de contacto son a través del número gratuito 900 373 604, de la videollamada o del formulario web.