“Estoy iniciando unos trámites de divorcio y sospecho que mi pareja, que es extranjera, quiere llevarse a mi hijo fuera de España. ¿Qué puedo hacer?”

“Últimamente, y cada vez más, nos llegan muchos casos de divorcio de este tipo al despacho. Lo que recomendamos en estos asuntos es iniciar un procedimiento de urgencia lo antes posible, antes incluso de que se presente cualquier tipo de demanda, para evitar así que el padre o la madre del pequeño pueda sacar a su hijo fuera del país.

Este tipo de procedimientos para prohibir la salida del país se pueden hacer sin que haya que pactarlo con la parte contraria en el divorcio, ya que tienen un carácter preventorio. Para iniciarlo, basta con que uno de los padres, o el propio hijo, tenga nacionalidad extranjera. Ahora bien, para que el juez lo apruebe debe probarse de que hay algún tipo de riesgo de fuga de España. Por eso resulta muy necesario presentar cualquier tipo de documento de verificación del temor a que su ex se escape con su crío con la excusa del divorcio. Pueden ser desde unos billetes de avión hasta mensajes del móvil o mails.

Una vez se haya probado el riesgo, el magistrado optará por alguna de las siguientes vías para evitar la salida del niño de España.

  • Una, retirar el DNI o el pasaporte del menor, así como la prohibición de que se le expida uno nuevo. Esta opción es la más segura puesto que el padre o la madre puede aprovechar la laxitud de fronteras de la UE para marcharse con el pequeño (lo que resulta muy fácil, sobre todo en países de Europa del Este).
  • Otra alternativa es que el juez dé la orden de que cualquier cambio de domicilio del menor deba contar con una autorización judicial expresa para que el mismo se ejecute.

Como ya he mencionado al principio de la consulta sobre este caso de divorcio, en Le Morne Brabant estamos muy acostumbrados a llevar este tipo de casos, por lo que si se encuentra en una situación parecida le aconsejamos que se ponga en contacto con nosotros cuanto antes (la primera consulta es totalmente gratuita) para que podamos estudiar juntos los detalles de su problema. Afortunadamente, y según nuestra propia experiencia, los jueces suelen actuar con bastante rapidez en estos procedimientos, por lo que probablemente no tenga que preocuparse y su hijo pueda seguir a su lado sin miedo a que se lo lleven”.

AÑADE TU COMENTARIO